sábado, septiembre 15, 2007

A 34 años. Sigues presente, compañero Salvador Allende








34 aniversario del golpe Militar en Chile. Manifestaciones en Santiago.

10am. Grupos reducidos de manifestantes se congregan alrededor del palacio de la Moneda. Sólo se podía acceder al monumento a Allende por invitación. La manifestación "oficial-permitida-reglamentada" ya había sido el domingo pasado entonces, "para qué molestar", dicen ellos, los carabineros. Y sí, pocos pudieron pasar, sólo los dirigentes del PC, PS y otros. De lejos se miraba cómo uno a uno pasaban a dejar la ofrenda. En torno a la Moneda, los más gritábamos en memoria de Allende, esperando poder acercanos lo más posible, presionar un poco, jalar las vallas, crear conflicto, romper con la cotidianidad de aquél día. Los carabineros superaban en número, un número muy grande, a los manifestantes. Alrededor de las 12horas un grupo nutrido logró ingresar. Era la delegación del PC. Entonaron el clásico "venceremos" que recorrió por toda la Moneda. La gente volteaba. Emociones encontradas por un mismo dolor. oficinistas, carabineros, transeuntentes, familiares de detenidos y desaparecidos...

Gente común se acercaba en torno a las vallas. Eran personas ajenas a los partidos políticos, pero cercanas al sufrimiento que ese día regresaba a todo Chile. Señoras llevaban una rosa, un ramo de flores con algún mensaje, alguna carta, un recuerdo para su compañero, presidente Salvador Allende. Irremediable e infructuosamente comenzaba el diálogo con los carabineros: "déjenme pasar, es mi derecho". Y ellos respondían: "no, señora, la constitución (pinochetista) no se lo permite. sólo gente con invitación puede acceder".

Los rostros de las señoras y señores, incrédulos. Familiares de detenid@s y desaparecid@s, igual. Tendrán que esperar al día siguiente para acercarse a Allende.

Sin más, se van retirando. Los oficinitas miran como si nada a la violenta y autoritaria cotidianidad de Santiago de Chile. L@s manifestantes también se retiran o se preparan para los choques de más tarde. "Tenemos que hacer visible la violencia que se oculta en las calles de santiago, y más este día" uno de ellos sentenció.

Y sí, si bien el mediodía pasó inadvertido, la noche en las villas de Santiago -zonas marginales- fueron escenario de los enfrentamientos hasta bien avanzada la madrugada. El saldo: un carabinero con muerte cerebral. cientos de detenid@s.

El 11 de septiembre pasa entonces. ¿que por qué tanta seguridad que no había sido hace años? ah! porque hace un año alguien aventó una molovot a la Moneda. Ah! porque cada vez hay más violencia. Ah! porque nos cuidan bien. dicen.

Me acerco a una niña y le pregunto qué pasa. "es que hoy murió Pinochet". Y le pregunto: "y en la escuela te han hablado de eso, de lo que ocurrió hoy hace ya más de 30 años?" y ella responde: "no, la historia de Chile se acaba a mediados del siglo XX"... "y tus papás, qué dicen?", y me responde tiernamente: "dicen que no les gusta la política"...

A 34 años la memoria sigue, se convierte o se desvanece en Chile. Depende en qué parte la busques. Igual aún duele.

11-09-07
Desde Santiago de Chile
Mofletudo

2 Comments:

Blogger Misael said...

El compañero Allende vivira para siempre, murio al pie del cañon de cara al sol; prefirio morir luchando que vivir de rodillas... un ejemplo para las futuras generaciones...

10:33 a. m.  
Blogger Sal Troccoli said...

Mis aplausos desde lejos Misael, como asi un abrazo revolucionario para ti.
Hasta la victoria siempre.

8:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home